Cómo poner tarima flotante sobre baldosa

Descubre cómo poner tarima flotante sobre baldosa de forma rápida, sin complicaciones y sin obras ✅. 【Trucos fáciles】.

El suelo es uno de los aspectos más importantes de cualquier hogar, local u oficina. Cambiar uno viejo por uno nuevo puede transformar por completo la estética del espacio… Pero a veces evitamos hacerlo por el simple hecho de esquivar el meternos en obras de gran complejidad.

Pero aquí va una buena noticia: hay una serie de suelos que no necesitan ninguna preparación previa y que pueden colocarse sobre el viejo sin necesidad de quitarlo. Es el caso de algunos materiales como el suelo vinílico o el linóleo.

El más elegido, sin lugar a duda, es el laminado (también conocido como flotante). Es por eso que hoy te explicamos paso a paso cómo poner tarima flotante sobre baldosa sin ningún tipo de complicación. ¡Manos a la obra!

como-poner-tarima-flotante

Material necesario para poner tarima flotante sobre baldosa

Saca lápiz y papel para apuntar todo lo que vamos a necesitar:

  • Una cinta métrica.
  • Un martillo.
  • Una palanqueta para tarima.
  • Sierra de calar.
  • Aislante.
  • Cinta adhesiva.
  • Adhesivo de montaje.
  • Zócalos.
  • Láminas de tarima flotante.

Cómo poner tarima flotante sobre baldosa paso a paso

Preparar el suelo

Una de las grandes ventajas del suelo laminado es que, además de sobre baldosa, puede colocarse sobre cualquier otro tipo de suelo: piedra, hormigón, cerámica…

No necesitará ningún tipo de preparación más allá de comprobar que está bien nivelado (si no, tendremos que usar pasta niveladora para regularlo), limpio y seco.

Aislar el suelo

Comenzaremos a forrar el suelo con una capa de espuma de polietileno que servirá como aislante, tanto para humedades como acústico. Dejaremos que por los bordes, sobre la pared, sobrepase unos 10 centímetros.

Sellaremos unas tiras aislantes con otras usando cinta adhesiva.

poner-tarima-flotante-sobre-baldosa

Colocar las láminas

El siguiente paso es directamente poner la tarima flotante sobre la baldosa. Para ello, empezaremos colocando la primera lámina. Dejaremos, con ayuda de una cuña, una separación de la pared de unos 15 milímetros.

Es muy importante que en todo momento respetemos las juntas de dilatación, tal y como nos indique el embalaje de la tarima. Estos espacios luego podrán ser cubiertos por tapajuntas.

Con la sierra de calar y tomando medidas, iremos recortando las láminas con la longitud exacta.

Si las láminas son del sistema de clic, solo habrá que unirlas, sin necesidad de usar ningún adhesivo.

En caso contrario, aplicaremos cola blanca en la ranura de la tabla anterior para colocar la nueva, y golpearemos con un martillo para fijar (protegiendo el golpe con un taco de madera). La cola sobrante será retirada inmediatamente con un paño.

Debemos hacer la instalación por tiras. Una vez acabemos una, pasaremos a la siguiente hasta completar todo el espacio. Es importante prestar atención a que las uniones de dos filas contiguas no coincidan.

como-poner-tarima-flotante-sobre-baldosa

Colocar los zócalos

Una vez tengamos instaladas todas las láminas, deberemos colocar los zócalos. Para ello retiraremos las cuñas que habíamos colocado anteriormente en la pared para marcar la separación.

En la parte posterior del zócalo, aplicaremos adhesivo de montaje y colocaremos.

Acabado

Y llegamos al último paso para acabar de poner nuestra tarima flotante sobre baldosa. Deberemos limpiar para retirar resto de polvo y residuos que hayan podido quedarse, y aplicaremos directamente algún producto específico para su conservación.

Ahora que ya sabes cómo poner tarima flotante sobre baldosa y has descubierto lo sencillo que es, ¿por qué no lanzarte a probarlo? Si estás buscando una empresa de tarimas flotantes en Málaga que ofrezca láminas económicas, de diseño, resistentes y de fácil instalación… ¡En Payresa tienes lo que buscas! Consulta nuestra web y pídenos presupuesto sin compromiso.

Menú